"As letras fuxen, esquécense, pero hoxe conseguín pór parte de min nesta proclama."

"La paga del pecado es la muerte"

| segunda-feira, dezembro 18, 2006
Hoxe mentres andaba pola rúa Callao mercando unhas cousiñas un tipo que repartía papeis deume un. Até aí todo normal. Sen miralo meto o papel na bolsa coas demais compras.
De volta a casa, no metro, mentres aborrezo, decido sacar o papeliño a ver que pon... craso error. Agora sei que son un pecador non arrepentido que pagará coa morte o traizoar a Deus.

Por se non se ve no escaneo reproduzo o texto, cos meus comentarios entre parénteses.

¡Pillao! Vale
Así que se acerca el Guardia Civil a mi puerta.

Tengo el corazón a 160. (xusto á mesma velocidade co coche, pecadorrrrrr da pradeira)

Me pide el carnet.

La Tránsit puede llevar a nueve pasajeros y tengo diez personas metidos como sardinas en lata. (onde caben nove caben dez señor garda)

La he liado ¿Qué hago? Soy culpable. Me han pillado.

Q
ué chungo.

Lo peor
de saltarte la ley es la multa. ¡¡SESENTA EUROS!!

No hay vuelta atrás. Soy culpable. Tendré que soltar la pasta, a no ser que algún buenazo lo pagara por mi. No hubo tanta suerte.

Hace siglos Dios nos dio su Ley.

Los Diez Mandamientos.


Leyes que tienen sentido y razón.

Dios nos dice que si las obedecemos, podemos ir a vivir con El.

Va a ser que no, porque he mentido, robado, he pasado de mis padres...

De todo.
Pillao!!

Lo peor de saltarte la ley de Dios es la multa.


"La paga del pecado es la muerte."
(por unha vez na miña vida prefiro o castigo da Garda Civil)

Soy culpable. Lo veo muy mal. Una eternidad separado de Dios, cadena perpetua en el lugar de tormento; fatal. No me queda otra que pagar. A no ser que alguien pague por mi.

Dios no quiere vernos sufrir eternamente. Su deseo es perdonarnos las veces que le hemos traicionado. Pero alguien tiene que pagar la multa.

Multa: la muerte.


Eu que pensaba que o castigo divino era despois da morte e resulta que non, que agora te mata directamente. Este Deus está bastante "cabreao", para poñer máis multa ca Garda Civil.

Panfleto que dá medo

2 comentários:

a randeeira disse...

Estas pequenas cousas confirman a miña teoría do error dos plantexamentos de miña nai cando afirma que son o toliño do pobo. Pois non, mama, xa ves que somos varios os que precisamos medicación.

kaplan disse...

uff, hai xente para todo!
desexo-lle un mui feliz nadal xunto aos seus